El hombre simiente.pdf

El hombre simiente PDF

Violette Ailhaud

1852. En un pueblo de los Alpes de Alta Provenza, todos los hombres han sido asesinados o deportados por la guardia de Louis-Napoleón Bonaparte. Solas, las mujeres se organizan para sacar adelante las tareas del campo y la crianza de los niños. Deciden que el primer hombre que llegue al pueblo será de todas: la simiente que traiga la nueva vida. La autora escribió este texto en 1919, después de la Primera Guerra Mundial. Su historia es un relato luminoso de la ausencia que nos sumerge en la atrocidad de la guerra. ¡Y con qué delicadeza describe el deseo femenino! Un canto al amor y a la libertad.

Antes perderá el hombre el diente que la simiente. Proverbios. Maldigo el diente que come la simiente. Al viejo se le cae el diente pero no la simiente. Al hombre inocente, Dios le endereza la simiente. El hombre tiene un origen y un destino... A menos que lo recuerde, perderá ambos.

1.58 MB Tamaño del archivo
9788417118532 ISBN
Gratis PRECIO
El hombre simiente.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.superiorteaching.mx o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

9 Ninguno que es nacido de Dios practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios. 10 En esto se reconocen los hijos de Dios y los hijos del diablo: todo aquel que no practica la justicia, no es de Dios; tampoco aquel que no ama a su hermano.

avatar
Mattio Mazios

El hombre depositó su simiente en la mujer. Comienza entonces su largo, largo e inenarrable viaje hacia el nihilismo. Yukio Mishima, Han-Teijo Daigaku

avatar
Noe Schulzzo

El hombre simiente Violette Ailhaud Ilustrado por Patricia Romero Traducido por Phil Camino. Prefacio La Saule Mort*, 19 de junio de 1919 He decidido contar lo que pasó des-pués del invierno de 1852 porque, por segunda vez en menos de setenta años, nuestro pueblo acaba de perder a todos A modo sólo de ejemplo se recogen algunos pensamientos simiente que pueden resultar de interés: “ Como un hombre piensa así es él.” “Como un hombre piensa en su corazón así es él, porque el corazón custodia el poder de la imaginación”. “ Allí donde el hombre piensa, allí …

avatar
Jason Statham

9 Ninguno que es nacido de Dios practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios. 10 En esto se reconocen los hijos de Dios y los hijos del diablo: todo aquel que no practica la justicia, no es de Dios; tampoco aquel que no ama a su hermano.

avatar
Jessica Kolhmann

Y el que da la simiente al que siembra, también dará pan para comer, y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los crecimientos [...].