El patito feo.pdf

El patito feo PDF

Vv.aa Vv.aa

none

Cuentos clásicos infantiles : El Patito Feo. Ocurrió una vez en un bello lugar del campo, que una Mamá Pata al esperar ansiosa y alegre a sus pequeños patitos, que siempre le salían preciosos, encontró un último huevo grande y muy extraño, que parecía no quererse abrir. El patito feo empezó a darse cuenta de que allí no le querían. Y a medida que crecía, se quedaba aún mas feo, y tenía que soportar las burlas de todos. Entonces, en la mañana siguiente, muy temprano, el patito decidió irse de la granja. Triste y solo, el patito siguió un camino por el bosque hasta llegar a otra granja.

3.56 MB Tamaño del archivo
9788416189199 ISBN
El patito feo.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.superiorteaching.mx o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

19-mar-2019 - Explora el tablero "CUENTO EL PATITO FEO" de Maria Jose Reina Fernandez, que 7833 personas siguen en Pinterest. Ver más ideas sobre Patito feo, Pato, Feos. Cuento: «El Patito Feo» Bañada de sol se alzaba una vieja mansión solariega, y era allí donde cierta pata había hecho su nido. Ya era tiempo de sobra para que naciesen los patitos, pero se demoraban tanto, que la mamá comenzaba a perder la paciencia, pues casi nadie venía a visitarla.

avatar
Mattio Mazios

El patito feo reconoció a aquellas espléndidas criaturas que una vez había visto levantar el vuelo, y se sintió sobrecogido por un extraño sentimiento de melancolía. -¡Volaré hasta esas regias aves! -se dijo-. Y porque se ha convertido, por méritos propios, en el patito feo de la política. Cómo aquellos niños que se quedan en un rincón sin que nadie los salude porque son unos plastas. Torra debía tener tantos remordimientos de conciencia que aprovechó la marcha del rey emérito para decir que todo ello había sido un “fraude colosal”.

avatar
Noe Schulzzo

01-jul-2018 - Explora el tablero de mayra quijije "el patito feo" en Pinterest. Ver más ideas sobre Patito feo, Pato, Patito feo cuento.

avatar
Jason Statham

Deseó con todas sus fuerzas ser uno de ellos, pero abrió los ojos y se dio cuenta de que seguía siendo un animalucho feo. Tras el otoño, llegó el frío invierno y el patito pasó muchas calamidades. Un día de mucho frío se metió en el estanque y se quedó helado. Cuento de El patito feo Al igual que todos los años, en los meses de verano, la Señora Pata se dedicaba a empollar. El resto de las patas del corral siempre esperaban con muchos deseos que los patitos rompiesen el cascarón para poder verlos, pues los patitos de esta distinguida pata siempre eran los más bellos de todos los alrededores.

avatar
Jessica Kolhmann

20-08-2020 Cuento: El patito feo - Andersen. ¡Qué hermosa estaba la campiña! Había llegado el verano: el trigo estaba amarillo, la avena, verde, la hierba de los prados, cortada ya, quedaba recogida en los pajares, en cuyos tejados se paseaba la cigüeña, con sus largas patas rojas, hablando en egipcio, que era la lengua que le enseñara su madre. Y porque se ha convertido, por méritos propios, en el patito feo de la política. Cómo aquellos niños que se quedan en un rincón sin que nadie los salude porque son unos plastas. Torra debía tener tantos remordimientos de conciencia que aprovechó la marcha del rey emérito para decir que todo ello había sido un “fraude colosal”.